Graf Portada - Dolor de Espalda y el Quiropráctico-01

Dolor de espalda y el Quiropráctico

¿Cuáles son las causas del dolor de espalda?

El dolor de espalda puede tener muchas causas. Los problemas relacionados con la mecánica de la espalda misma pueden causar dolor. Por ejemplo:

  • Discos lesionados
  • Espasmo
  • Tensión muscular
  • Hernia discal.

 

Las lesiones causadas por esguinces, fracturas, accidentes y caídas pueden resultar en dolores de espalda.

El dolor de espalda también puede ocurrir junto con algunas otras condiciones y enfermedades tales como:

  • Escoliosis
  • Espondilolistesis
  • Artritis
  • Estenosis lumbar
  • Embarazo
  • Piedras en los riñones
  • Infecciones
  • Endometriosis

Las infecciones, los tumores y el estrés también podrían causar dolores de espalda.

¿Qué sucede durante una visita a un quiropráctico?

La primera visita en la mayoría de los casos dura de 30 a 60 minutos. El quiropráctico preguntará sobre sus metas para el tratamiento y su historia clínica. Le preguntarán acerca de:

 

  • Lesiones y enfermedades pasadas
  • Problemas de salud actuales
  • Cualquier medicina que esté tomando
  • Estilo de vida
  • Dieta
  • Hábitos de sueño
  • Ejercicio
  • Estrés mental que pueda tener
  • Consumo de alcohol, drogas o tabaco

Coméntele a su quiropráctico acerca de cualquier problema físico que pueda tener y que le dificulte la realización de ciertas tareas. También coméntele si presenta algún entumecimiento, hormigueo, debilidad o cualquier otro problema neurológico.

Después de preguntarle acerca de su salud, el quiropráctico le hará un examen físico. Esto incluye pruebas de la movilidad de la columna vertebral (qué tan bien se mueve la columna). El quiropráctico también puede hacer algunos exámenes, como revisar la presión arterial y tomar radiografías. Estos exámenes buscan problemas que pueden estar aumentando su dolor de espalda.

 

El tratamiento comienza en la primera o segunda consulta en la mayoría de los casos.

  • Se le puede pedir que se recueste sobre una mesa especial, donde el quiropráctico realiza las manipulaciones de la columna vertebral.
  • El tratamiento más común es la manipulación que el quiropráctico hace con la mano. Consiste en mover una articulación de la columna vertebral hasta el máximo de su rango, seguido de una compresión ligera. Esto con frecuencia se llama "ajuste" y realinea los huesos de la columna vertebral para que estén rectos.
  • El quiropráctico también puede realizar otros tratamientos, como masajes y otros trabajos en los tejidos blandos.

Algunas personas quedan un poco adoloridas, rígidas y cansadas durante unos días después de la manipulación. Esto se debe a que su cuerpo se está ajustando a su nueva alineación. Usted no debe sentir ningún dolor a raíz de la manipulación.

¿Cuántos tratamientos necesitará?

En la mayoría de los casos, se necesita más de una sesión para corregir un problema. Los tratamientos generalmente duran varias semanas. El quiropráctico puede sugerir 2 o 3 sesiones cortas a la semana al principio. Estas sesiones sólo durarían unos 10 a 20 minutos cada una. Una vez que usted empiece a mejorar, el tratamiento puede ser sólo una vez por semana. Usted y su quiropráctico hablarán sobre la eficacia del tratamiento con base en las metas planteadas en la primera sesión.